¡Hola mundo!

Bienvenidos al blog tecnológico de Mentalpage.

Mucho hemos desarrollado en Mentalpage y mucho más queremos desarrollar. Nuestro Objetivo para este espacio es comenzar a trasmitir lo que hacemos y cómo lo hacemos. Tenemos nuestra propia manera de hacer las cosas, pero queremos que más programadores unan sus esfuerzos para crear un sitio útil a las personas.

Este va a ser el primer post de muchos y el primero es de agradecimiento a los iniciadores, programadores todos, de las tecnologías que nos han dado la base, y la oportunidad, de escribir las líneas de código que componen Mentalpage.

Nuestro sistema de infraestructura se denomina LAMP (Linux, Apache, MySQL y PHP). Así definimos nuestro servidor web, pero de nuestro paradigma de programación hablaremos más adelante. Esta combinación de programas de código abierto es la más popular del mundo del software libre, junto con HTML y CSS.

Cuando se habla de GNU/Linux, tenemos que nombrar a Richard Mathew Stallman, cuyos principios le hicieron tomar el camino del software libre y a Linus Torvals que en 1992 presentó la primera entrega del sistema operativo de nuestro servidor. Robert McCool fue el autor del servidor web conocido como Apache HTTP y es una personalidad clave en la interactividad en la World Wide Web.

Si el sistema operativo y servidor web son importantes, MySQL, nuestra plataforma de base de datos es, a su vez, clave. Esta base de datos de libre distribución debemos agradecerla a Michel Widenius, en 1995 vio la luz. Un año antes Rasmus Lerdorf creó un CGI para Perl, al que denominó PHP y dió lugar al lenguaje de servidor que usamos mayoritariamente en Mentalpage.

Tim Berners-Lee y Hakon Wium Lie, creadores de HTML y CSS respectivamente (lenguajes elegidos para liderar el diseño web ) tienen un lugar tan especial como los anteriores en la galería de la fama del desarrollo de aplicaciones para Internet.

Siempre es arriesgado personalizar, porque son innumerables los programadores que nos preceden y que han dado lugar a la informática y a la programación tal y como la conocemos, pero a todos ellos: gracias por abrir un camino tan beneficioso para la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *